Poesias y vivencias salidas de la vida misma,para que encuentres en ellas un reflejo de las tuyas...

lunes, 6 de abril de 2009

Desencuentro


Tal vez no hay cielo
que espere mi vuelo,
tal vez no hay caminos
donde yo quiero.
Tal vez mi cuerpo
no encaja así, tan cargado,
con tantos tormentos.
Tal vez he llegado
a este mundo
muy a destiempo,
por eso no encuentro
el camino pleno,
ni el cielo claro
que acoja mi vuelo.

8 comentarios:

Eloi BLQ dijo...

a veces, cuando nos sentimos de esta manera, es una oportunidad clara para investigar nuevos caminos y encontrar el nuestro, sin prisas y con paciencia, sino de lo contrario no serviría de nada.

saludos

Teresa dijo...

Claro que hay cielo que acoja tu vuelo. Lo que te ocurre es como les pasa a los espíritus puros, en este mundo, caminan con dificultad, porque el mundo no los reconoce.

Un beso

Walter Portilla dijo...

Isabella, tal vez, tal vez tú no quieras...
porque tal vez sí los hay. Lo que pasa es que a veces cerramos los ojos como no queriendo ver porque hemos sufrido, y no nos percatamos de que siempre hay un lucero que alumbra nuestro camino. No es preciso estar atentos, Isabella, es preciso tener el corazón abierto.
Mi abrazote inmenso.

mj dijo...

Siempre habrá un cielo que nos acoja y que nos ame, sólo hay que dejarse abrazar por él...
Un abrazo Isabel
mj

Emilio dijo...

Tal vez estés mirando al lado equivocado; gira la vista despacio en todas direcciones, seguro encuentras algo de tu agrado.

Un abrazo.

juank dijo...

no conocía este blog. Pero me estoy alegrando de concerlo ahora.

un abrazo
juank

josé dijo...

El tiempo es una buena razón de tener en cuenta, no te parece Isabel?, me alegra ver nuevos amigos en tu sitio, y nada menos que ellos, tan buena gente todos, sin lugar a dudas. Tu poesía tiene un contenido fuerte que no contempla la esperanza ni la providencia, como dice Walter, el corazón abierto es una buena respuesta.

Mercedes Sáenz dijo...

Bella poesía Isabella, el "tal vez" siempre me parece una buena alternativa para procesar cualquier cosa que nos pase, denota duda y también esperanza. Permite el vuelo. Una vez le dije a Jose (ahora sin acento)que asocio siempre Esperanza de Santa Fé con buenas cosas. Felicitaciones por tu sitio.Muchas gracias por tus palabras. Un fuerte abrazo. Merci